Imágenes

Los políticos de pacotilla y el lenguaje inclusivo.


Ya no habrá más discriminación sobre la mujer por los siglos de los siglos, y todo se ha conseguido gracias a 40 años de investigación del PSOE, sobre las causas de la discriminación de la mujer. Ya han encontrado el punto “G” de la discriminación de la mujer, está en la legua española. Pero lo grave de todo estos es que Unidos Podemos se une al carro de tal estupidez. La verdad es que del PSOE me los esperaba todo, pero que también se una al carro Unidos Podemos y sus confluencias, es cuando menos, para no votar nunca más, antes mejor hacerse el harakiri.
Todo empezó con el ocurrente palabro “jóvenas” de Carmen Romero para referirse a las mujeres jóvenes, pues al parecer la señora no conocía el artículo para el femenino: la/las. Luego vino la ilustrada Bibiana Aídos con su inestimable aportación del vocablo “miembras”, y después se han unido las grandes expertas en lengua española como son Adriana Lastra, Margarita Robles, Irene Montero y Carmen Calvo, todas ellas con una cultura exquisita y un conocimiento extraordinario en lengua. En todas  ellas se pone de manifiesto su incultura sobre el tema y su interés en poner en dificultades la lucha por la igualdad de la mujer, que tanto esfuerzo ha costado a las verdaderas feministas, porque es lo que van a lograr, poner en dificultades la lucha por la igualdad, todo lo contrario de lo que dicen defender. Ya hay una inmensa cantidad de gente (masculina y femenina) que siente un gran rechazo a esta forma tan estúpida e irresponsable de utilizar el lenguaje.
Estas mujeres del PSOE no quieren la igualdad de la mujer, quieren vivir del cuento, que es lo que han hecho sus antecesores durante 40. ¿Por qué no se dedican a establecer los mecanismos para que la mujer no sea discriminada en su trabajo, en el salario y como consecuencia  de su maternidad, para que puedan emanciparte en la sociedad y vivir con dignidad? Eso parece no interesarles demasiado a las féminas del PSOE. Prueba de ello es a dónde van las “miembras” del PSOE cuando salen de las Instituciones: todas enchufadas con sueldos enormes que no son más que la devolución de favores por traicionar a su electorado. Son, y fueron, las “altas cargas” del PSOE para la sociedad civil y siguen siéndolo. Ya ni se les oye desde que lograron su objetivo personal.
Yo no me explico cómo se llega degenerar tanto un país y como parte su población puede caer en tamaña estupidez. Si este es el camino para resolver la discriminación de la mujer, que tanto daño ha hecho a la humanidad, yo me bajo del carro, no aguanto tanta inmundicia.
Estoy de acuerdo en suprimir todas aquellas acepciones con carácter machista o discriminatorio, e incluso corregir lo que sea necesario en la Constitución y en los texto legales de la Justicia para hacerlas menos machistas, menos sexistas y más aclaratorias, pero destrozar un lenguaje por ideas tan estériles y de tan poco calado, es cuando menos vergonzoso, y que esto lo proponga una ministra del estado español es una provocación y una indecencia.
Con gente de tan poca valía yo no voy a ninguna parte. Destrozar un lenguaje para no conseguir nada es una estupidez monumental. A las mujeres se les defiende no discriminándola, estableciendo leyes no discriminatorias pero no tirando balones fuera del recinto que las maltrata, que es lo que hacen culpando al lenguaje que no tiene nada que ver con el machismo, el sexismo, la misoginia y la violencia de género: esto lo hacen las personas y no la lengua. Por cierto, la lengua que enseñan las madres, no lo olvidemos. Me rebelo contra del lenguaje inclusivo, en los términos en que se expresa y solicita su corrección por políticos incultos y decadentes, con el único afán de mantenerse en el poder y pisotear la dignidad de su electorado. Lo he dicho siempre, hemos perdido las cartas de navegar y vamos a la deriva por dejar la política en manos de sinvergüenzas sin escrúpulos.
Me rompe los circuitos el pensar que esta gente hable de la lengua sin tener ni puta idea y culpe a RAE de estar detrás de la discriminación femenina, como si eso no fuera un producto de toda la población tanto femenina como masculina. Se ve que este tipo de feminismo reciente, no ha escuchado en su lenguaje cotidiano las expresiones de las mujeres. Lo que falta es educación y formación en ambos géneros y no confundir churas con merinas como se está haciendo. A que vienen esas críticas a la RAE. En la RAE hay de todo, como en botica, pero ellos sólo recogen vocablos que utiliza un alto porcentaje de la población, no se los inventan.
La RAE ha puntualizado algo obvio sin ninguna intención de atacar ni ridiculizar a las feminista, pero claro al opinión de los expertos, no es más que la opinión de machistas, misóginos y gente inculta. Los cultos son los políticos que no tienen ni puñetera idea (me refiero a los político que defiende tal aberración)
 
¿La realidad? Pues que ya están aquí las que quieren destrozar la lucha por la igualdad. Las verdaderas feministas, que son la mayoría, no se detienen en nimiedades, siguen su lucha con sentido común, tesón  y sin caer en esa estupidez monumental.
¿A las Kellys no hay feminista en el PSOE que las defienda? Esto no parece ser tan importante como destrozar el lenguaje y la verdadera lucha por la igualdad.

https://www.youtube.com/watch?v=yHnEeIkvt0M

Anuncios