Esa necesidad de definirse patriota para seguir saqueando la nación

Como decíamos ayer algo teníamos que hacer en la política española a fin de intentar cambiar su rumbo que nos lleva inexorablemente al precipicio, ¿pero es lo que hemos hecho lo que este país necesita? No hay que ser ningún experto, ni ningún politólogo de prestigio, para darse cuenta de que no es el camino a seguir para cambiar el rumbo de la política que permita salir del socavón en el que nos encontramos,  y esto no se consigue definiéndose como “patriota”. ¿Patriota de qué? Esto sólo es útil para saquear la nación que es lo que han hecho los patriotas en este país desde tiempos inmemoriales. Ser patriota es ser horrado, luchar por los intereses de todos los españoles no sólo de los roban,  patriota es aquel que lo da todo antes para recibir después, el patriota sólo tiene una bandera de color blanco (admito otros colores siempre que no se utilicen para cagarse en ellos, como hacen ciertos patriotas después de envolverse en ella), el que lucha por la felicidad del conjunto de la nación, pero nunca puede serlo el mamarracho estúpido que se envuelve en la bandera para ocultar sus crímenes y sus miserias.

Los que hemos seguido un poco la evolución de la políticas después de la muerte del dictador Franco (dictadores quedan muchos desgraciadamente en España) observamos cómo los españoles hacemos grandes esfuerzos para conseguir muy poco, nos emocionamos cuando logramos echar de la Moncloa al capo de una mafia y ponemos a otro de la misma ideología y forma de gobernar.

Y es que los españoles somos  muy emocionales, muy incultos políticamente hablando, carentes de espíritu crítico, muy poco prácticos y sobre todo, como demuestran las evidencias, muy, pero que muy, estúpidos en un número muy importante. A los hecho me remito, nos gusta el sofá y los programas televisivos como el de Rosa Quintana, la bazofia de Bertín Osborne, la pornografía de Gran Hermano o Sálvame de Luxe que no aportan nada al ser humano aparte de destrozarle el cerebro y convertirlo en un imbécil inculto, fácilmente manipulable y, sobre todo, en un cretino que se hace mucho daño a sí mismo y sobre todo a sus congéneres que sufren su terrible estupidez.

Tengo la sensación, mejor dicho estoy convencido, de que la moción de censura de Pedro Sánchez sólo servirá para  satisfacer su ego personal y no aportará nada nuevo para regenerar la política española. A Pedro Sánchez no le interesa la regeneración política sino llegar a la Moncloa. A Pedro Sánchez no le interesa la unidad de la izquierda para acabar con este estado de partidos que es el que ha institucionalizado la corrupción, Pedro Sánchez no es un estadista ni podrá serlo, porque está como Mariano Rajoy al servicio de los poderes fácticos, Pedro Sánchez, a pesar de lo maltratado que ha sido por la camarilla de traidores que componen el PSOE de la Transición, seguirá siendo un muñeco de trapo en las manos de Felipe González, un juguete con el que juega ese impresentable carcamal. Yo sinceramente deseaba que esa bestia negra, llamada Mariano Rajoy, saliera de la Moncloa pero la que entra es de la misma calaña y esto me indigna, sólo me queda la esperanza de equivocarme. No esperemos nada de él, es un monigote al servicio de los poderes fácticos de este país y de la Unión Europea. Su destino y su quehacer está marcado con la misma tinta que el destino y quehacer de Rajoy: serle útil a los poderosos que mueven los hilos del mundo traicionando a la ciudadanía.

Supongo que habéis reparado en un hecho importante, el ego de Sánchez es monumental, él deseaba llegar a la Moncloa a cualquier precio, pero Felipe González lo que quería es que Mariano dimitiera, poner otro corrupto del PP de presidente para terminar la legislatura y mientras tanto intentar conseguir la recuperación del PSOE para relevar, en los próximos comicios, al gobierno del PP, es decir, resucitar el bipartidismo que está prácticamente muerto. De ahí que Pedro Sánchez le pidiera reiteradamente a Rajoy que dimitiera. Eran palabras de Felipe González.

La moción de censura presentada por el PSOE no tiene ningún fundamento si no cuenta con una colaboración leal mutua  con Unidos Podemos y otras fuerzas que no beban de las fuentes de la corrupción, para intentar conseguir en las próximas elecciones 12 o 13 millones votos que obliguen la regeneración de esa derecha rancia y casposa anclada en el franquismo. Pero esta no es la idea de Pedro Sánchez, entre otras cosas porque sabe que los carcamales del PSOE, esos jarrones chinos antiguos, los que están de mierda hasta el cuello, al igual que los del PP, no lo dejarán.  Pedro Sánchez no tiene agallas para implantar un estado democrático en España y acabar con la corrupción y el la gente del PP carente de decencia y su patriotismo oportunista y asqueroso se lo va a poner muy difícil. Fijaros que ya está intentando manipular los presupuestos recién aprobados para vengarse de del PSOE y PNV. Ese es el patriotismo de esa gentuza, ese es el interés que muestran por España y la bandera. Espero equivocarme, pero Pedro Sánchez lo quemarán con fuego amigo y enemigo en pocos meses. Pedro Sánchez no podrá soportar la presión y no hará nada, en caso contrario que me lo demuestre y me sorprenderá.

Pero no creo que me demuestre nada porque esa precipitación en la moción de censura ha puesto al PSOE entre la espada y la pared, ellos no creían que la moción de censura llegara a ese puerto, ellos esperaban la dimisión de Rajoy que es lo Sánchez le pidió reiteradamente, pero el tiro les salió por la culata y lo pagará caro con el panorama que Rajoy le deja. No olvidemos que Pedro Sánchez tenía que haber apoyado la moción de censura de Unidos Podemos y si su prepotencia no se lo permitía tenía que haber tomado las riendas, como le propuso Pablo Iglesias, y haberla presentado él con el apoyo de Unidos Podemos y otras fuerzas minoritarias. El PSOE no quiere la colaboración con Unidos Podemos porque sabe que para eso tiene que empezar a limpiar el partido. Al fin y al cabo PP y PSOE la misma mierda son, ambos partidos son corresponsables del deterioro de la política española y han arrastrado a los partidos periféricos a las mismas prácticas criminales. Por lo tanto el PSOE tendría que regenerarse para una colaboración leal y efectiva con Unidos Podemos. Eso no lo van a permitir ni los carcamales del PSOE, cuyo prototipo es Felipe González, ni los poderes fácticos a los que este jarrón chino defiende.

Poco nos va a poder demostrar Pedro Sánchez después de esta moción de censura que lo pone entre la espada y la pared. Por un lado satisface su ego, su deseo desenfrenado de llegar a la Moncloa y su venganza al indecente Rajoy, como el mismo lo llamó, olvidando que en su partido también tiene un buen regimiento de indecentes, y por otro lado Rajoy lo ha dejado sin posibilidad de acción, hasta el punto que lo obliga a aceptar los presupuestos que tanto criticó y ahora además se los quiere modificar para vengarse del PNV, pero no sólo eso el Senado es del PP y Ciudadanos, en gran medida porque el PSOE lo ha permitido.  Sánchez se verá obligado a hacer reforma sólo a base de decretazo, algo poco recomendable para la regeneración democrática.

Ahora lo que sí nos va a demostrar es su escasa talla de estadista, para resolver el problema de los nacionalismos periféricos, como va a derogar las reforma de gobiernos anteriores que tanto han degradado la marca España y a la mayoría de españoles. No lo veo yo a este sujeto derogando las reformas laborales de Zapatero y Rajoy, la Ley Mordaza, la recuperación del Pacto de Toledo o incluyendo en la constitución la garantía de pensiones digna para evitar, en el futuro,  el robo de la hucha de las pensiones y  el robo directo a los pensionistas como ha ocurrido desde que ha gobernado el PP con el beneplácito del PSOE. Me temo que no hará nada más que, marear la perdiz y poner palos en las ruedas del carro Unidos Podemos que dentro de todas las dificultades es el único vehículo al que aún le funcionan las ruedas en el Congreso de los diputados.

Tengamos presente que la degradación de la vida política y, por ende, de toda vida de la sociedad civil española es obra tanto del PP como del PSOE, es incluso descabellado diferenciarlos, no es un partido más corrupto que el otro, son idénticos, cortados con la misma tijera, con la tijera de Franco. Por poner algunos ejemplos el problema del sistema público de pensiones no es obra sólo del PP, el PSOE es igualmente culpable de lo que está ocurriendo aunque ambos lo utilizan como arma arrojadiza uno contra el otro. Ese “ Y tú más” constante en la vida política española pone de manifiesto la gravedad de la situación: ambos están de mierda hasta las narices, ya no pueden respirar.  Recordemos que José Luis Rodríguez Zapatero reformo la seguridad social en 2011 elevando la edad de jubilación hasta los 67 años y endureció las condiciones de devengo, pero no hizo nada por impulsar un sistema público de pensiones que garantice una vida digna a los jubilados.

Luego en 2013 Rajoy desconectó las pensiones del IPC y las sometió  a un índice de revalorización que depende de la situación financiera y aprobó el factor de equidad intergeneracional con la idea de que las pensiones se reduzcan en más de un 40% en pocos años.

No obstante ambos partidos se desgañitan diciendo que las pensiones están aseguradas. Pero todo apunta a que eso es una mentira más a la que nos tiene acostumbrados los políticos de la casta. Si no se establece un pacto a nivel nacional con todas las fuerzas políticas y se establece el derecho a pensiones blindadas dignas en las Constitución, todo lo que digan no es más que una práctica de charlatanes de feria. El PP nunca lo hará y el PSOE tampoco. Ambos partidos deben desaparecer de la faz de la tierra para recuperar la normalidad institucional en España, no hay otra solución.

En fin para no extenderme más en el tema de las pensiones, expertos hay para desarrollar este tema, sólo diré que ambos partidos están siguiendo las órdenes de los poderes fácticos, hay que cortar las pensiones públicas, no porque no sean viables, que lo son, sino para proporcionarle a estos chupópteros otro medio de robar al ciudadano. En este juego macabro juegan tanto Rajoy como Felipe González, no lo olvidemos. Al fin y al cabo Pedro Sánchez, sólo es, lo reitero, un muñeco de trapo en las manos sucias de Felipe González.

Y que os pudo contar sobre el tema de las cajas de ahorros, el PSOE, e incluso Izquierda Unida, conocían perfectamente lo que estaba ocurriendo en esas entidades, pero lo ocultaron, siempre fueron compañeros de viaje del PP en el saqueo de la nación y el bolsillo de los ciudadanos.  El buen entendimiento y empatía de estos fariseos se  muestra con frecuencia en fotos como esta:

La estrategia que sostuvo el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con respecto a las cajas de ahorros fue de ocultamiento viendo como la economía se venía abajo por la fuga de capitales y el incremento de la prima de riesgo. No se atrevían a denunciarlo porque todos estaban de mierda hasta el cuello. Este expolio nos costó a cada familia española unos 2200 euros según han calculado los expertos. Es algo que debemos agradecerle al PSOE por ocultar lo que ya sabían pues eran colaboradores de los criminales y finalmente al PP por carga el importe  de este gran expolio sobre las espaldas de los ciudadanos. ¡Dos mafias de lo peor que hemos conocido  es lo que son!

Son tantos los crímenes que ha cometido el bipartidismo en estos 40 años que enumerarlos todos sería demasiado largo y la mayor parte de la gente que lo necesita no está acostumbrada a leer textos largos. Así que me ceñiré a comentar sólo otro de los grandes crímenes cometidos por esta élite de iluminados.

En 2011 pactaron PP y PSOE,  de espaldas al resto del parlamento y la ciudadanía, la reforma del artículo 135 de la Constitución. Lo que decía este artículo de la Constitución antes de la reforma y lo que dice ahora lo podéis encontrar en este enlace que dejo aquí:

https://politica.elpais.com/politica/2014/11/24/actualidad/1416849910_452980.html

Pero para los que no tengan tiempo les copio aquí el punto 3) de la modificación que refleja cómo estos malnacidos vendieron a Alemania la soberanía española. Pedro Sánchez era diputado y apoyo esa modificación del artículo 135 de la Constitución, y tengo entendido que  también conocía en detalle lo que estaba ocurriendo en las cajas de ahorros y podía haberlo denunciado, pero prefirió callar como todos colegas.

“3. El Estado y las Comunidades Autónomas habrán de estar autorizados por Ley para emitir deuda pública o contraer crédito.

Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión.

El volumen de deuda pública del conjunto de las Administraciones Públicas en relación al producto interior bruto del Estado no podrá superar el valor de referencia establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.”

Pedro Sánchez ha llegado a la Moncloa presumiendo de que formará un gobierno puramente socialista, algo así como menospreciando a las demás fuerzas políticas que le prestaron su apoyo, especialmente a Unidos Podemos, lo que demuestra en buena medida su talla política. En lugar de empezar creando lazos de unión está poniendo barreras a los que puede suplir su falta de escaños para conseguir un gobierno estable,  con la idea puesta de asegurar un incremento importante de votos en los próximos comicios que releguen al PP a la tercera fuerza política sino a su desaparición. A la vista de la talla política de este sujeto Unidos Podemos debiera ser muy inteligente, además de prudente, porque el PSOE tratará de hundirlo, ya que su idea es la de reflotar el bipartidismo junto con Ciudadanos para conseguir seguir delinquiendo con toda impunidad, que es lo que ha  hecho el bipartidismo durante 40 años.  Esta vía pude provocar que el PP vuelva a estar en la Moncloa dentro de poco tiempo, si el PSOE vuelve a traicionar a la ciudadanía que es lo más probable.

Nuestro gozo en un pozo, no esperéis nada de este sujeto, salvo que haya un cataclismo político que modifique drásticamente su mentalidad y anule su ideología radical  neoliberal.

Finalmente tomen nota de esto: “Mientras que queden restos de bipartidismo en España no habrá regeneración política, cuanto más tardemos en liquidar a estas dos mafias mayor será nuestro sufrimiento”

Si no logramos cambiar la  estupidez de la sociedad civil por espíritu crítico estamos condenados a ser esclavos.

Isidro Padilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s